Trump: Corea del Norte atraviesa gira asiática

Pese al distanciamiento, Corea del Norte fue uno de los primeros países en felicitar a Xi por su reelección en el XIX Congreso de octubre, lo que fue respondido con una misiva del propio presidente chino al Gobierno norcoreano en la que invitó a Pyongyang a mantener lazos bilaterales "estables y sólidos".

Entrevistado luego de su tuit, Trump señaló que, por raro e imposible que parezca, existe la posibilidad de que él y Kim Jong-un puedan ser amigos, lo cual sería no sólo bueno para Corea del Norte, sino también para el resto del mundo. Pionyang fue incluido en esta lista en 1988, donde permaneció hasta el año 2008.

De igual manera, resaltó que el mayor pecado que ha cometido Trump es que "se haya atrevido a dañar malignamente la dignidad del liderazgo supremo".

Las amenazas aparecieron publicadas en el diario oficial del gobernante Partido del Trabajo de Corea, en un artículo que hace referencia a las críticas contra Corea del Norte vertidas por el mandatario estadounidense durante su gira por Asia, la semana pasada.

"Debería saber que es un delincuente abominable sentenciado a muerte por el pueblo coreano", agregaron.


"¿Porqué Kim Jong-Un me insulta llamándome 'viejo' cuando yo JAMÁS lo llamaría enano y gordo?"

Durante su estancia en Asia, Trump hizo referencias constantes a Corea del Norte y buscó alinear a toda la comunidad internacional para presionar para que Kim ponga fin a su programa nuclear y de misiles. Las armas que usted está adquiriendo no están haciendo que tengan más seguridad, están poniendo a su régimen en grave peligro. "Bien, estoy intentando duramente ser su amigo y quizá ocurra algún día", escribió.

En los últimos meses China, principal sustento económico exterior de Corea del Norte, ha ordenado el cierre de empresas norcoreanas en su territorio, ha prohibido la importación de textiles norcoreanos y ha limitado la compra de carbón y el suministro de petróleo.

Asimismo, Rodong Sinmun señaló que los comentarios emitidos por Trump respecto de las condiciones de vida de los norcoreanos durante la Asamblea Nacional de Seúl, son una confirmación de la hostilidad de la Casa Blanca a la República Popular Democrática de Corea y representa una "declaración de guerra".


Popular

CONNECT