Día 25 de búsqueda del submarino: Investigan un nuevo contacto

La irregularidad del terreno empeora "el rendimiento de los sensores" y hace que haya "rebotes, falsos ecos", añadió Troisi.

Por otro lado, sostuvo el experto, que en esos cañones hay formados "afloramientos rocosos" y que los sensores pueden detectar objetos con dimensiones compatibles con las del sumergible.

En el mismo balance, el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, aclaró que en esa zona buscan un "contacto", del que todavía no saben "si es metálico o no" y que "había sido corroborado como objeto a través del (buque) Cabo de Hornos a través de su sonda", explicó Balbi. "Un buque chileno se retira por estas horas de la zona de búsqueda", informó.

El informe de Rule no tiene en cuenta el estado en que se encontraba el submarino ni la reparación de media vida a la que fue sometida entre 2009 y 2014, durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Una de las principales hipótesis es que ese "evento consistente en una explosión" -tal y como lo definieron desde la embajada de Argentina en Austria- puede estar relacionado con la avería de la que el submarino informó a tierra la noche anterior a que se le perdiera la pista.


El comandante de la nave reportó aquella madrugada que había ingresado agua salada por el sistema de ventilación del submarino, lo que produjo un cortocircuito y un principio de incendio en la placa de baterías de proa.

Recordó que en barridos anteriores de los fondos marinos los buques de la Armada y de otras banderas registraron seis contactos o detecciones, de los que en poco tiempo fueron descartados dos, uno correspondiente a un pesquero chino ilegal hundido en el 2000 y el otro a una embarcación, al parecer una embarcación dedicada a la pesca del calamar.

El área de operaciones en el océano abarca 40.000 kilómetros cuadrados, aunque la de mayor concentración de las unidades de búsqueda es de aproximadamente 4.000 kilómetros cuadrados, entre los 200 y los 1.000 metros de profundidad.

"No hay novedades al respecto en esas posiciones que tengan que ver con el submarino", afirmó, y reconoció que "se está dificultando la posibilidad de detectar el submarino en el lecho marino".

El capitán de navío Balbi aseguró en ese mismo parte que desconoce hasta cuándo podrán seguir trabajando los países extranjeros que están colaborando con el rastrillaje, de cuyo material de alta tecnología depende el operativo.


Popular

CONNECT